En el mundo de la preparación del DELE, para quien estudia de manera independiente puede resultar confuso entender si sus niveles escritos y orales son aptos. ¿Apto o no apto? En cuanto a las pruebas de comprensión (auditiva y de lectura), tenemos los libros, pero para la escritura y la interacción oral, necesitamos el apoyo de un ser humano.

He tenido (y todavía tengo) el placer de trabajar con Sergio para preparar las tareas escrita y oral de los niveles B2 y C1. Para mí, él provee exacto lo que busco: una retroalimentación efectiva y completa.

El hecho que Sergio es un examinador en las pruebas DELE significa que él entiende perfectamente cómo funciona la puntuación. Después de hacer una prueba oral, él analiza los puntos fuertes y los débiles y sugiere estrategias para comunicar mejor lo que te piden. Para las pruebas escritas, Sergio provee una análisis que es una maravilla: además de mostrar los trozos que deben ser corregidos, el documento explica punto por punto cuales tareas fueron (o no fueron) satisfechas.

Con la ayuda de Sergio, poco a poco mis pruebas van mejorando. Ojalá supere el examen.